Respuestas desde Venus

PABLO BATANERO HERAS

Respuestas desde Venus

Siempre de pequeño miraba las estrellas con fascinación, mi abuelo había sido un famoso astronauta que hizo un viaje a varios satélites con la misión de hacer pruebas sobre la vida vegetal y animal con gravedad cero, y me contaba lo fascinante que era ver la tierra desde el espacio y ver la inmensa bola azul en la que vivíamos todos.

A mí me fascinaba oír sus historias acerca de cómo iban rotando alrededor de la tierra, y de lo cerca que estaba de la luna y sus cráteres, y como veían pasar meteoritos en la lejanía, sus historias eran increíbles, y yo no paraba de imaginarme allí en una nave espacial haciendo el trabajo que él había hecho muchos años antes.

Con un abuelo con este trabajo, mi padre se hizo científico, no podía ser de otra manera, pero no un científico cualquiera, uno encargado de buscar explicación al misterio que representaba el espacio exterior.

Así que incitado por las historias de mi abuelo, y de relatos sobre naves espaciales y según él alucinaciones a causa de la gravedad cero, un día mi padre le pidió que le contase con todo detalle acerca de sus alucinaciones. Mi abuelo decía que cuando todo estaba en calma y habían realizado sus tareas y se dedicaban a observar a través de los cristales de la nave, les parecía ver naves que iban y venían y se quedaban observando la tierra, incluso les parecía ver sombras en los reflejos de la nave, como quien pasa por la ventana tomando notas, el abuelo siempre dijo que eso era a causa del oxígeno de la nave, de la mala alimentación y de la falta de la familia, pero mi padre no lo creía así, él era de la opinión que el universo era muy grande como para que solo estuviésemos nosotros en la tierra como única forma de vida inteligente.

Corría el año 2081 y yo acababa de nacer, mi padre con la alegría de su primer hijo y de las visiones del abuelo se lanzó en la carrera de hallar vida en el espacio exterior y de contactar con ellos.

Presentó sus ideas claramente a muchos gobiernos, y su carácter fuerte y seguro hizo que confiaran en él y recibiera una gran suma de muchas instituciones, lo que provocó que se hiciera con un magnífico grupo de científicos que durante los primeros diez años crearon las más sofisticadas máquinas de audición, visión y toma de contacto de nuestro planeta.

La siguiente década fue la más dura, ya que tras 15 años no obtuvieron apenas resultados y ciertos integrantes del grupo abandonaron desilusionados por el fracaso y lo peor de todo, muchas instituciones y gobiernos les abandonaros, solo quedaron los más optimistas y los Países que tenían dinero suficiente para seguir apoyándolos y el ideal de encontrar nueva tierra que conquistar ya que la Tierra se estaba comenzando en convertir en un sitio insostenible donde vivir.

El veinteavo año mi padre llegaba destrozado a casa y nos contaba todo a mi abuelo y a mí, buscando palabras amable que le ayudasen a seguir y yo con mis 20 años y estudiando varias carreras era un idealista y le dije a mi padre que si se le había ocurrido mirar en Venus y en Marte, mi padre con arrogancia me dijo que Marte y Venus ya habían sido estudiados hacía muchos años, que era una tontería, yo le contesté que era más difícil encontrar vida en la lejanía que en planetas más cercanos, y que no se debería fiar de los estudios que se hicieron hacía 100 años, que no tenían los mismos medios que nosotros, mi abuelo, ya muy mayor, le dijo que yo tenía razón, y que debería intentarlo inmediatamente, que iban a cerrar el proyecto y que esa era su única y última opción.

Mi padre me metió en el proyecto como joven en prácticas, a la vez que seguía cursando mis carreras, y a los dos meses de estar allí forzando la maquinaria para investigar Venus y Marte, se produjo el milagro…habíamos encontrado algo en Venus.

Los estudios anteriores no conseguían llegar a Venus con robots espaciales porque ardían por la cercanía al Sol, y por la misma razón no conseguían ver nada, pero se nos ocurrió escuchar con sondas e inventar unas lentes especiales, y vimos que sí que había vida.

Supusimos que serían seres con un aguante increíble al Sol y al calor, pero no era así, era seres que habían creado una gran protección a lo largo y ancho del planeta, como una capa de ozono, pero mucho más perfeccionada, casi como una cúpula protectora de lo que pudiera llegar desde el espacio exterior.

Corría el año 2107 cuando tras muchos mensajes en todo tipo de lenguas, con números, con música, con dibujos y al final se recibió la contestación de uno de ellos, lo contestaron en todos los idiomas que se lo habíamos enviado, parecía que con los mensajes habían aprendido nuestros idiomas, nos quedamos perplejos y fascinados, rápidamente dimos la noticia a las diferentes instituciones que nos financiaban, la noticia se filtró y ahora todos los Países querían aportar para poder pertenecer a este avance en la historia del Universo.

Tantos años buscando y ahora que sabíamos que había alguien al otro lado no sabíamos que preguntarles, así que yo propuse que porque no nos presentábamos, les contábamos quienes éramos, y como éramos, dije de hablar con ellos como quien va a una cita a ciegas, todos se echaron a reír, pero yo dije que si tenían otra idea y se produjo el silencio, de esta manera como quien está tomando un café, nos pusimos a hablar con los Venusianos y se descubrieron cosas increíbles.

Eran unos seres que respiraban un aire similar al nuestro, gracias a su cúpula protectora tenían un Planeta con unos grados centígrados similares a los nuestros, tenían fenómenos atmosféricos, tenían necesidades alimentarias, su especie era la dominante y tenían subespecies que utilizaban para su alimentación y vida, y llevaban gobernando su mundo 20.000 años, o sea que estaban más avanzados que nosotros, de hecho nos dijeron que ellos si conocían de nuestra existencia, pero que no creyeron recomendable hacía siglos darse a conocer por el revuelo que hubieran causado, no estábamos preparados.

En el 2108 ellos conocían muchísimos detalles de nosotros y nosotros de ellos, y nos enseñaron como arreglar la capa de ozono, como mejorar en aspectos científicos, subsanar el problema de la energía, pero nunca nos decían ni que armamento tenían, ni era su aspecto físico, esto empezó a disgustar a la población mundial porque comenzaron a tener miedo de si querrían atacarnos o si su forma física era aterradora.

Tres puntos comenzaron a obsesionarnos, como eran, de que armamento disponían, y porque no nos decían como poder hacer viajes en el espacio exterior de forma segura y si ellos eran capaces de hacerlos…y pasaba el tiempo y seguían sin decírnoslo, pero mientras nos ayudaban a mejorar en todos los demás aspectos de nuestro mundo.

Para el 2114 habían hecho de nuestro planeta un mundo mejor, sin problemas de energía, con mejoría del conocimiento en todos los aspectos, la comida ya no era un problema, no había pobreza, gracias a sus métodos aplicados a la sobrepoblación habían conseguido que viviésemos en paz, a nadie le importaba ya que armamento tenían, ya que eran conscientes que con todo lo que nos habían ayudado era imposible que ahora nos quisieran exterminar.

Los Venusianos se dieron cuenta que nuestra mentalidad había evolucionado, que habíamos mejorado y nos hicieron llegar una imagen de como era su aspecto físico. Fue algo revelador, increíble, fascinante, eran igual que nosotros, solo cambiaba su vestimenta, éramos iguales.

Nos empezamos a preguntar cómo podía suceder esto, no tenía lógica ninguna, habíamos evolucionado en lugares diferentes y eso debería haber provocado muchas diferencias, ellos eran humanos como nosotros con diferentes tipos como la raza negra, caucásicos, asiáticos…solo que ellos los llamaban de otra manera, negros, pálidos, amarillos, ellos no tenían el Cáucaso o Asia para hacerlos llamar así. Insistíamos en cómo podía ser esto de esta manera y entonces nos revelaron el mayor hallazgo de nuestro Planeta, y el texto relataba así:

“A vosotros no os creó Dios, esa teoría eran incierta, si es verdad que en los albores de la Humanidad se produjeron los hechos que conocéis, pero los primero humanos que llegaron aquí fue a través de unas naves que llegaron desde Venus, querían colonizar el Planeta Tierra, el problema fue que los primeros millones que llegaron sufrieron un severo shock debido al aire de la Tierra y se produjo un colapso masivo, donde olvidaron de dónde venían, quienes eran y todo lo que habían aprendido, o sea había unos humanos en la Tierra que eran totalmente primitivos.

Desde Venus esto lo vimos como un fracaso absoluto, no pensamos en que el aire podía producir tal hecho, y en vez de mandar nueva gente y eliminar a los que ya estaban, se decidió dejarlos vivir allí, que evolucionaran y ver que iba ocurriendo, pero antes metimos las especies de mamíferos que nosotros teníamos aquí, así como cierta flora que nosotros también teníamos, lo que si hemos de decir, que vosotros tenéis especies que nosotros no tenemos ya que han evolucionado adaptándose al medio del que disponían, pero hemos de aclarar que vosotros no descendisteis del mono en la Tierra, eso especie la introdujimos nosotros para tuvierais teorías de que no os creó Dios, para ver si no os pasaba como a nosotros que al principio de nuestra civilización nos matábamos por Dioses que nunca existieron, pero vosotros también os matasteis por Dioses similares, habéis crecido con muchas similitudes a nosotros, y tenéis ocio y costumbres casi iguales, sin que nosotros os hallamos dicho nada, esto es increíble ya que sin decir nada somos prácticamente idénticos”.

De pronto el mundo dio un vuelco de dimensiones titánicas, muchas teorías cayeron por su propio peso, y las pocas religiones que quedaban tuvieron que claudicar, solo algunos pocos obtusos se negaron hasta que nuestros padres los Venusianos nos mandaron las pruebas de estos hechos.

Ya solo quedaba un punto a solucionar, conocernos en persona, y desde Venus no querían venir aquí, pensaban que no sería bueno, podríamos sentirnos atacados cuando aparecieran con sus grandes naves, de tal manera que nos mandaron los planos de varias naves para viajes interestelares y nos pusimos manos a la obra en la construcción.

El año de gracias de 2116 sería recordado para la eternidad, ya que 100 personas viajamos a conocer a nuestros padres, y entre toda la tripulación viajaba un padre y su hijo, estábamos muy ilusionados con lo que íbamos a realizar, por fin podríamos realizar el sueño de viajar al espacio, al igual que hizo el abuelo, además de escribir con letras de oro en el libro de la humanidad.

Al poco del despegue de la nave, pude comprobar todo lo que me había contado mi abuelo y la Tierra era una gran bola azul preciosa, una vista increíble, dejábamos atrás un mundo mejorado, evolucionado, con paz y recursos, algo imposible de pensar en siglos anteriores, con la gran ilusión de que nos dirigíamos a un futuro mejor, nos íbamos a reunir con nuestros ancestros los Venusianos.

FIN

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.