Los miserables

los miserablesEn 1862 vio la luz una obra que marcaría una época. Víctor Hugo publicó Los miserables. La primera mitad del siglo XIX fue muy convulsa en Francia, con revoluciones como las de 1830 y 1848 que desembocaron en el derrocamiento de Napoleón III y la creación de la III República francesa. Víctor Hugo fue un público opositor de Napoleón III, motivo por el que tuvo que exiliarse en Luxemburgo, donde escribió Los miserables. En ese contexto histórico la novela es un reflejo del período revolucionario en el que Víctor Hugo plasma personajes estereotipados, un enfrentamiento entre el bien y el mal, una lucha digna por la justicia y la libertad, y una defensa a ultranza de los más desfavorecidos y relegados de la sociedad. La pobreza y la miseria eran intensas en la Francia que Víctor Hugo vivió y el autor pretendía dar voz a personas que incluso años después de las revoluciones, en la época en la que fue escrita la novela, seguían discriminados. Luchó intensamente contra la pena de muerte.

La gran obra de Víctor Hugo ha sido llevada a los teatros como obra y como musical, cosechando grandes éxitos. En la pantalla de cine ha habido varias adaptaciones desde los primeros momentos del celuloide ya que en 1934 hubo una primera versión francesa realizada por Raymond Bernard. Más cerca de nuestros tiempos hubo una adaptación británica, para la televisión, que se estrenó en 1978 con actores de categoría con Richard Jordan y Anthony Perkins. Posteriormente, en 1998, Billie August rodó una nueva versión, esta vez para la gran pantalla, con un reparto de más calado encabezado por Liam Neeson, el oscarizado Geoffrey Rush y Uma Thurman. Esta versión hacía una gran recreación de la Francia retratada por Hugo en la novela original a pesar de que modificaba algunos aspectos fundamentales del libro, como el final que aquí nos desvelaremos. Otra memorable adaptación fue la dirigida para la televisión por el francés Josée Dayan en el año 2000, con Gérard Depardieu y John Malkovich en los papeles protagonistas. Quizá por ser la última o quizá por ser la adaptación del musical que a su vez adaptaba la novela, la versión del año 2012, dirigida por Tom Hooper es la mejor recordada. Con un elenco brillante, liderado por Hugh Jackman, Russell Crow y Anne Hathaway, no es la versión que mejores críticas ha recibido, sobre todo desde en lo relativo a la dirección; planos confusos o excesivo movimiento de la cámara. Pero nadie puede quitarle mérito a una cinta en la que se grabó a los actores cantando en directo según se filmaba y que tiene una gran ambientación, además de muy buenos actores.

Como podéis ver hay para todos los gustos.

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.