Edgar Allan Poe, el escritor de las tinieblas

Edgar_Allan_Poe_En 1843 se publicó un relato en el Saturday Evening Post que se convirtió en un mito de la literatura de terror, El gato negro, de Edgar Allan Poe. Si hay un exponente por todos reconocible de la llamada literatura gótica, quizá junto con el creador de Drácula, Bram Stoker, se trata de Poe. Un autor embriagado por la escritura de terror, oscura y tenebrosa que hizo del miedo un arte.

Poe fue un hombre atormentado que, como él mismo reconocía, extraía sus textos de su propia alma. Quizá sea este elemento lo más inquietante de la producción de Poe, que los horrores que refleja en sus obras, en muchas ocasiones, son características intrínsecas del ser humano en su expresión más cruel y despiadada. Sin embargo, Poe dio pie a otro tipo de relato que influyó en autores posteriores sin ninguna duda. Los crímenes de la calle Morgue o El escarabajo de oro abrieron el camino a la novela policíaca y algunos de los relatos de Poe se encuadraron en el género de ciencia ficción, como El camelo del globo.

Quizá su obra sea un reflejo de su vida. Quedó huérfano siendo niño y fue adoptado por una familia acaudalada que le dio una educación exquisita. Sin embargo pronto comenzó a tener problemas con la bebida, lo que supuso su expulsión de la Universidad de Virginia. Dos años en el ejército y su padre adoptivo le permitieron tener un puesto en la Academia Militar de West Point, de donde también fue expulsado. La necesidad económica y mala venta de sus dos primeros libros le llevaron a convertirse en redactor y crítico de varios medios periodísticos, y a publicar en diferentes periódicos decenas de relatos donde el terror y la muerte despertaron el interés del público, amante de estos elementos en la literatura de la época. Su joven esposa murió de tuberculosis y dos años después, con cuarenta años, Poe perdía la vida. Fue encontrado vagando por la calle, quizá borracho, quizá drogado, quizá simplemente víctima de los delirios de una mente y de un alma que sufrieron toda la vida y no consiguieron escapar de sus fantasmas.

Comprar Narraciones extraordinarias

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.